Blog

Ciudad de México, 17 de septiembre del 2017
  

Marcha de protesta por el feminicidio de Mara Castilla en Puebla

 

Durante toda esta semana que terminó y especialmente a partir del día viernes varias agrupaciones “feministas” empezaron a convocar a una marcha masiva para el hoy a las 12 del día como protesta por los feminicidios en México, tomando como bandera lo que lamentablemente le sucedió mi paisana Mara castilla de 19 años y que definitivamente no merecía ni debía sufrir aquel viernes saliendo del antro en Cholula al que decidió acudir con sus amigos para divertirse como lo hace tantos chicos de su edad todos los días y no tan de su edad porque hasta los de la mía y más grandes que gustamos de salir de fiesta y buscamos la forma más segura de regresar a asa sanos y salvos.


Acudí a este llamado por una simple razón, me caló hondo este caso, me di cuenta que la gran mayoría somos absolutamente indiferentes a lo que sucede en nuestra sociedad y lo dejamos pasar siempre y cuando no nos toque o no afecte a alguna persona cercana o querida nuestra, pero mientras eso no suceda solo nos quedamos como simples espectadores de un suceso lejano que no nos interesa más allá de lo que dicen las noticias; pero hay tantas mujeres poco afortunadas que día a día viven estas situaciones en las que son violentadas, desaparecidas, secuestradas y asesinadas solo por ser mujeres, hechos consumados por hombres que tienen mucho más fuerza que ellas en el momento en el que suceden estos abusos, es muy doloroso enterarte de lo que sucede, en lo personal me da coraje y me da miedo que en cualquier momento podría yo vivir una situación similar, yo que vivo todo el día en la calle, usando Uber, camiones, taxis, metro o metrobus, que en ocasiones ando fuera de casa hasta las 10 u 11 de la noche y si llego a salir con mis amigas puedo regresar en la madrugada en algún vehículo que pido por medio de mi aplicación o bien, pienso en mi hermana que estudia, trabaja y sale de fiesta como cualquier chica de su edad, mi mamá que por su trabajo regresa en ocasiones a la 1 o 2 de la madrugada, en mis amigas, mis primas, mis tías y en otras mujeres cercanas a ellas que pueden sufrir la misma pésima suerte de simplemente estar en el momento y en el lugar incorrecto.


Es cierto que debemos cuidarnos entre nosotras, pero también es cierto que es válido que levantemos nuestras voces y no dejemos que se olviden tantos casos de feminicidios, tantas mujeres desaparecidas o violentadas dentro y fuera de su hogar, pero no solo con una manifestación, que sea una voz constante, exigiendo un cambio, pero sin perder de vista que ese cambio debe iniciar desde la sociedad, desde nosotras mismas con nuestras acciones, fomentando  la educación y al respeto por los demás, no nada más culpando al gobierno por todo lo malo que sucede porque entonces ¿Dónde está nuestra responsabilidad?


Hoy decidí por primera vez en mi vida unirme a estas voces que exigen justicia para todos aquellos casos que han sido olvidados y que nunca fueron resueltos, por los nuevos casos que suceden todos los días, hoy decidí dejar de ser indiferente a lo que pasa en la sociedad en lo que vivo y para mí fue una experiencia cargada emoción, de ser parte de de momentos positivos y negativos; la verdad dentro de lo muy positivo que ví es la gran participación de hombres exigiendo a la par de todas las asistentes justicia y seguridad para nosotras, me agrada el apoyo de los hombres porque son sensibles a lo que sucede y cada día más se suman a estas exigencias sociales, ojalá algún día vea a mi hermano y a más hombres cercanos a mi mucho más sensibles y empáticos con estos temas. Por lo contrario, lo muy negativo que vi en una marcha de más de 3000 asistentes, fue el radical comportamiento de muchos grupos de mujeres que faltaban al respeto a los hombres que iban en los contingentes apoyando, exigiendo que marcharan al final de los grupos argumentando que esta lucha era de mujeres feministas que buscaban la seguridad de todas protegiéndonos de los varones demostrando que ellos eran los que causaban estos crímenes, lo que se me hizo un pensamiento bastante estúpido culpar a todos por lo que hacen algunos y si estoy de acuerdo que son “feminicidios” porque son delitos cometidos por hombres hacia las mujeres por el simple hecho de ser mujeres,  no significa que todos los hombres sean culpables de esta situación, no podemos ir por el mundo con una bandera de víctimas satanizando a los hombres, debemos buscar la equidad, la igualdad de derechos, la educación real a la sociedad, un cambio basado en el respeto entre ambos géneros porque sinceramente caemos en faltas de respeto y en un radicalismo que es igual de negativo que el machismo (aunque claro y antes de que me empiecen a escribir comentarios negativos, nosotras no nos dedicamos a abusar y a matar hombres, no con la misma frecuencia) pero si debemos buscar la igualdad y equidad, debemos actuar de acuerdo a estos principios, porque el cambio real no está en el gobierno, está en nosotros (todxs), en la educación, en los cambios de conducta y pensamiento.


Empecemos con un cambio por nosotras mismas, no radicalicemos las acciones, seamos conscientes y empáticas hacia nuestro género y veamos a los hombres como aliados para lograr estos cambios, porque al final la educación debe ser pareja, debe ser real y basada en acciones contundentes que generen una evolución de pensamiento en el colectivo social. Difícil, si muy difícil de lograr, pero si no empezamos a comprometernos como sociedad no podemos exigir que el gobierno nos resuelva todos los males.


El gobierno no mata a las mujeres, es muy erróneo ese precepto utilizado por feministas radicales, las mujeres somos asesinadas por personas como nosotras que creen que por tener más fuerza física o ser más en número pueden abusar de ese poder y disponer de una forma violenta y soez de la vida y el cuerpo de las mujeres. El gran error del gobierno es no esclarecer estos crímenes, estos abusos, es dejar sin respuesta a tantas familias que luchan por encontrar a las suyas, en tener noticias, en no perder la esperanza de que vuelvan a casa vivas.


¿Y nosotras? Cambiemos, fomentemos el cambio y no radicalicemos los ideales, apoyemos a las demás mujeres y exijamos justicia por las nuestras.


Mi reflexión sobre la marcha de hoy.


Mara Castilla y tantas mujeres descansen en paz que en todas las que seguimos aquí está la responsabilidad de no olvidar lo que les sucedió y trabajar día a día por generar cambios.


Diana R. Calderón Sánchez

Twitter: @diicalderons

Instagram: @diicalderons


Fotos de la marcha: Eugenia García y Barragán



 



¿Conoces los beneficios de registrar las actividades de tu negocio?




¿Te ha pasado alguna vez que te sientes muy bien, el negocio va viento en popa y que de repente se detiene o de plano se caen las ventas pero no sabes porque?. Tu diario de actividades podría darte la respuesta.



En el momento que escribes las vivencias, aprendizajes, éxitos en tu diario, dejas un precedente del desarrollo de tu negocio, construyes una mini-cápsula de tiempo a tu disposición para mejorar el presente y futuro de tu negocio.



Al levantarte temprano y trabajar en tu propio sistema de crecimiento, tendrás una ventaja competitiva y podrás aprovechar las oportunidades para llegar a ser quien realmente estás destinado a ser.



Pongamos un ejemplo, una amiga  mía que tienen una estética,  donde está enfocada principalmente a la belleza de sus clientes, a proponerles nuevos tratamientos, looks, colores, entre otros, podríamos decir que esto no está relacionado con controles estadísticos y mucho menos con estrategia de negocios, pero en realidad no es así, al iniciar con sus servicios, tuvieron la idea de crear un control de citas, en donde, además de registrar la agenda del día, integraban un poco más de información de cada uno de sus clientes, como es el detalle del servicio al cliente y el importe de la venta como la imagen que les muestro a continuación:

 

 

Como pueden ver es un sencillo formato para el registro del diario acontecer del negocio que se integra la historia a detalle del mismo. De esta información podemos obtener los siguientes beneficios:

 

Semanalmente:

 

Se puede saber cuál fue el mejor día de la semana en ventas, cuál fue el producto o servicio más rentable en la semana, los horarios de más y de menos afluencia de clientes al negocio; estoy segura que pondrán decir  que lo recordarán al final de la semana sin necesidad de tener un control, pero al pasar el tiempo, en semanas posteriores esta información se vuelve más importante en el negocio, al tener la historia puede ser comparado el desempeño de cada semana contra las semanas anteriores y posteriores, lo que les puede mostrar  si están avanzando o no en el crecimiento del negocio.


Mensualmente:

  

De igual manera, es importante que la información sea analizada mensualmente, así estarán preparadas para identificar los meses del año en donde las ventas son menores y establecer estrategias como promociones o servicios complementarios en esos periodos para conservar el nivel de ingreso en el negocio, esta técnica la utilizan muchas marcas;  recordamos frases célebres de algunas grandes empresas como “el miércoles de plaza” o “macro-venta…”, que se realizan en periodos específicos donde se presentas menos ventas.

 

Esta información también será útil para revisar que productos o servicios son poco rentables y por lo que podrán tomar decisiones de transformarlos o eliminarlos, de tal forma que se enfoquen en los productos o servicios que representen mayor rentabilidad y así hacer crecer el negocio.

 

Finalmente, me gustaría comentarles que este tipo de controles, refuerza la imagen de tu negocio ante los clientes, debido a que estarás realizando un historial por cliente y al pasar el tiempo podrán personalizar el servicio para cada caso en particular, además mostraras mejor planeación y organización, ventajas que hacen que incremente la competitividad frente a la competencia.

 

Si tienen alguna duda o comentario o bien están interesadas en ampliar esta información, pueden ponerse en contacto conmigo y con gusto las atenderé.

 

 

Mariel Aguilar González

Mariel@hcdsoluciones.com

Twitter: @mariel0099

 

 

 

 

 

 



Publicidad Efectiva para tu Negocio o Productos

 

Muchas personas confunden la Mercadotecnia con la Publicidad, dando por hecho que una es igual a la otra y no es así realmente.


La Mercadotecnia es la planeación estratégica que abarca desde la creación, el desarrollo y comercialización del producto o servicio, y la Publicidad es parte del proceso de la comercialización, es la que se encargará a dar a conocer el producto y en gran manera a la empresa.


Por ello para poder lograr una publicidad efectiva es necesario tener una estrategia con anterioridad, para saber de que forma se quiere transmitir o mejor dicho la forma en que se quiere que el consumidor perciba a la empresa así como también el despertar el deseo de adquisición del producto.


 La Mercadotecnia y la Publicidad deben de ir de la mano, porque de que de nada serviría lanzar un anuncio vistoso si la estrategia que se debe de aplicar es totalmente distinta. La mayoría de la publicidad en la que incurren las PYMES es por gusto del dueño sin escuchar el consejo de un especialista.


Desde el punto de vista de la Mercadotecnia los factores importantes que se deben abarcar para la elección adecuada de la estrategia a seguir deben de ser los siguientes:


1.       Conocer bien tu producto: Con esto nos referimos a que fortalezas tiene ante la competencia y las debilidades que pudiese tener.

2.       El mercado: Saber exactamente el tipo de consumidor al que quieres llegar, perfiles, gustos y tendencias en las cuales el mismo se encuentre envuelto.

3.       Competencia: Identificar dentro del mercado quién es tu competencia directa así como también quienes en un futuro pudiesen serlo.

4.       Monitoreo: Se debe seguir a la competencia de cerca para saber que tipo de estrategia se encuentra implementando para poder tener un plan de acción o tener la pauta de poder adelantarse al mismo.


La publicidad que se quiera implementar debe de contar con 3 factores importantes:


1.      Despertar el interés del consumidor: Es decir el anuncio que se utilice debe de cautivar al consumidor desde el primer punto de contacto visual

2.       Deseo de conocer más: Se debe de despertar en el consumidor la curiosidad de saber de que es el producto, en que consiste y sobretodo de que empresa es. Esto le comenzará a dar a la marca presencia en el mercado.

3.       Crear un ¨Remember me¨: Es decir crear una asociación directa a la marca en el  momento que el consumidor vea un producto similar de la competencia.

4.       Creatividad: Este es el punto más importante dentro de la publicidad, ya que es la responsable de detonar prácticamente toda la campaña.


Tomando en cuenta los puntos y factores anteriores se puede desarrollar una estrategia para poder construir una campaña publicitaria que pueda atacar cada punto desde diferentes perspectivas  para poder lograr el impacto deseado, si le sumamos que en la actualidad el marketing  digital ha revolucionado el mercado, permitiendo abarcar más audiencia a un menor costo que la publicidad tradicional, que también permite medir de mejor forma estadísticas, realizando un análisis del comportamiento del consumidor, le da la pauta a la empresa de construir una reputación al igual que un posicionamiento de su marca de forma más rápida.


Como PYMES es un poco complicado el contratar alguna agencia de publicidad, ya que los costos de la mayoría de las agencias son muy elevados.


Por tal motivo una alternativa para los emprendedores es el asesoramiento de un profesionista con conocimientos de Mercadotecnia y Diseño gráfico.


En la actualidad existen muchas profesionistas con este perfil trabajando de forma independiente, la mayoría de ellos son talento que no ha sido aprovechado por las empresas que no les han permitido desarrollarse dentro de las mismas.


Recuerden que la publicidad efectiva comienza desde uno mismo, la forma de pensar, las ganas y el deseo de querer crecer, ya que todos somos una marca y toda la vida nos hemos estado vendiendo con nuestros amigos, pareja, familia y con toda las personas que tratamos a lo largo de la misma.


El cómo nos vestimos, como nos expresamos y nos desenvolvemos en nuestro entorno, así como las diferentes formas de reaccionar y actuar, todo ello es marketing estratégico.


Si necesitan más tips, asesoría o consejos pueden enviarme un mail y con gusto puedo apoyarlos.



Abraham Montes de Oca Jiménez

abrahammontesdeoca@yahoo.com.mx
Licenciado en Mercadotecnia y Publicidad

 


 



La presencia de tu negocio en Navidad


En estas fiestas navideñas es importante no olvidar a nuestros clientes, colaboradores, prospectos y proveedores, por lo que me gustaría sugerir que envíen un mensaje de agradecimiento y buenos deseos para cada persona con la que tiene contacto en su negocio, porque es una manera de hacerles saber que todos están presentes y son importantes para ustedes.



·         Sin tomar en cuenta si su negocio es pequeño, mediano o grande, tengan una cuenta de correo oficial para la comunicación con sus clientes, en la que se mencione desde el  inicio quienes son y la empresa que representas que será siempre como su tarjeta de presentación, de ser posible siempre envía un correo desde el correo de la página de tu empresa, pero si no cuentas aún con página web, puedes tener una cuenta de correo comercial de gmail, Outlook, Hotmail, etc., pero si debes tomar en cuenta que darás una impresión de informalidad empresarial si no la manejas adecuadamente.


·         Busquen un nombre corto que describa su negocio que sea fácil de entender y recordar por sus clientes, contraten de preferencia un servicio de hosting con el cual obtienes por un año los derechos de uso de ese nombre en internet (dominio), es un servicio realmente barato y puede ser un perfecto regalo para su negocio en estas fiestas, también es uno de los primeros pasos para crecer formalmente su empresa.


·         En caso de que tengan una empresa mediana o grande y la lista de tus clientes y contactos sea mayo de 50, es importante que utilices un servicio de envío automático de correos electrónicos como mailchimp los cuales tienen un servicio básico que es gratuito y que te asegura que tu correo electrónico llegara a quien va dirigido y no lo clasifiquen los manejadores de correos como SPAM es decir “Correos basura”.


Les recomiendo que esta práctica solo la utilicen con contactos que conozcan la empresa  y no para correos electrónicos o bases de datos comerciales con la idea de promover tus productos o servicios a nuevos usuarios, ya que en este tema existe la ley de protección de datos personales, recuerden que pueden caer en una controversia legal.


Antes del 24 de diciembre aún pueden mandar mensajes de felicitación a sus contactos y clientes, así que aún están a tiempo de hacer sus tarjetas y muy feliz navidad para todos ustedes empresarios.


¡Nos vemos en el 2017!


María Elena Aguilar

Consultora TI

mariel@hcdsoluciones.com

 

 

 

  

Juventud, dinero y belleza: cadenas (invisibles) del pensamiento machista.

 

Conozco mujeres que nunca dicen su edad, como mi madre; conozco mujeres que nunca se atreven a preguntar la edad de otras mujeres, por mucha intimidad que exista entre ellas, como algunas amigas de mi madre; conozco otras simpatiquísimas mujeres que no desaprovechan oportunidad alguna para mentir sobre su edad, como la amiga de otra amiga mía. Pero conozco muy pocas mujeres que dicen su edad sin aspavientos, sin vergüenzas ni temores, un par de amigas entre ellas.


Supongo que a mis cuarenta años debería estar acostumbrada a las caras de sorpresa cuando digo mi edad, pero por más que intento ni puedo ni quiero acostumbrarme. Y es que cuando alguien me dice "perdona la pregunta, pero, ¿Cuántos años tienes?", siento la imperiosa necesidad de hacer muchísimos señalamientos antes de decir mi edad. Para empezar, quiero decir que a mí no me molesta decir la edad que tengo, así que no tengo nada qué perdonar; acto seguido, quisiera decirle a quien pregunta que no obstante que nada tendría qué perdonar, a nadie le interesa mi edad, excepto por mi ginecóloga, para quien sin duda sí es un dato relevante. Pero ni mi experiencia ni mi capacidad se mide en función de los años de vida que tengo; en todo caso, la pregunta debería ser "¿cuántos años de experiencia en tal o cual tema tienes?". Pero finalmente respondo, y cuando lo hago, casi siempre siento esa molesta sensación de tener que explicarme a mí misma y a mi genética: "mi familia es 'traga-años', de ambos lados", es lo que finalmente digo, como para restarle importancia a la cara de asombro que tengo frente a mí. Y a mi propia cara.


En una sociedad donde se demanda que una mujer cumpla con infinidad de roles impuestos y que además luzca según otros cánones también impuestos, resulta verdaderamente singular*por decir un término* el tema de la edad.


Si estás en los veintes, todos los consejos de belleza se encaminan a decirte qué hacer y qué no para que te mantengas lozana, firme, bella por siempre y para siempre: que si el cabello ni muy largo ni muy tratado, que si el maquillaje muy natural, pero que aproveches la juventud para ser intrépida en el uso de los colores; que si el largo de la falda, el ancho de los abrigos, las texturas de las telas... Y los consejos van desde cómo sentarse hasta qué lugares visitar en vacaciones no según el presupuesto, sino la propia edad, como si los puntos geográficos no soportaran la presencia de octogenarias.

 

Si estás en los treintas, según las personas expertas, es necesario comenzar a prender alarmas de todo tipo y en cualquier parte del cuerpo: la gravedad comenzará a hacer lo suyo, te advierten, así que es buen momento para que comiences a ahorrar para tu cirugía plástica favorita, o bien te apuntes en el gimnasio que garantice levantar lo que esté caído, aplastar lo que esté abultado y mantener en su lugar lo que aún se encuentra en su sitio. Y no hablemos del tema del reloj biológico: si no eres madre, no faltará el consejo 'bien intencionado' señalando que estás a punto de perder la oportunidad de realizarte como mujer... Si ya lo eres de una preciosa personita, te apuran a buscar la tan mentada "parejita", como si de un juego de memorama se tratara. Y si casualmente son dos las preciosas personitas (o más de dos), entonces los consejos se encaminan a enseñarte, preponderantemente, a ser una buena madre... para, en segundo lugar, recordarte la importancia de recuperar tu figura, esa que quizá nunca tuviste pero que alguna vez soñaste tener, una mezcla de Madonna, Katy Perry y cualquiera de las ángeles de Victoria's Secret.

Llegados los cuarentas, es necesario cubrir las canas que ya se atrevieron a salir, aplicar correctivo de cualquier tipo a la arruga, la panza, la falta de cabello, la flacidez, la menopausia... porque, ¿acaso hay algo peor que el ineludible e inevitable paso del tiempo por nuestro cuerpo? ¿Es que existe un fin más noble que lucir como veinteañera, con la piel tersa, el cabello sedoso y la mirada rebosante de inocencia curiosa? ¿Hay algo más importante que lucir deseables a los ojos de los hombres? Y si la genética te favorece y luces más joven de la edad que tienes, la consigna es usarlo 'a tu favor', esto es: no digas tu verdadera edad, ni reveles todo lo que has hecho, todo lo que sabes o conoces, no vaya a ser que los hombres se espanten, y te vean como territorio inalcanzable, imposible de conquistar; y no vaya a ser que las buenas conciencias te den la vuelta (porque estás 'muy vivida') y termines quedándote sola. Y las sentencias empeoran si, precisamente, estás 'sola'...


Esto que ahora escribo, que resultan ser preocupaciones reales de un importante número de mujeres, no llega allá donde los servicios públicos son insuficientes, donde el ingreso per cápita no alcanza para cubrir las necesidades de un creciente número de integrantes de millones de familias: la vejez no es tabú donde la pobreza es extrema. Ahí la vejez simplemente llega, se instala y se manifiesta, con todas las consecuencias originadas por una vida de precariedades y extenuante esfuerzo físico. Ahí donde las aspiraciones obligadamente se reducen y ajustan al presupuesto, desde luego no se aspira a lucir siempre joven, con las tetas levantadas, como dice un tal Alanís que lucen de lo más lindas.


Muchas veces he escuchado, de boca de importantes mujeres de la comunicación y de hombres y mujeres tan comunes como yo, una frase que lleva intrínseca muchos tipos de violencia: "no hay mujeres feas, sino mujeres sin dinero" (palabras más, palabras menos). ¿Por qué es una frase llena de violencia? Pues porque esto significa una mujer pobre que no cumpla con los estándares de belleza establecidos por, principalmente, hombres, difícilmente aspirará a ser bella, o dicho de menor manera: a encajar en el modelo de belleza impuesto por un pensamiento machista. Esta frase no sólo desconoce la inmensa variedad de bellezas, estilos y formas, tan infinita como número de personas existimos en el mundo, sino que además, parafraseando a Antoine de Saint-Exupéry, desconoce la belleza que resulta invisible al ojo humano: esa belleza que se respira en las manos de las parteras, en los ojos de las cantoras, en el oído sabio de mujeres sabias que se entregan en su trabajo diario, cualquiera que sea. Porque en todas hay una belleza pronta a manifestarse en cada acto, en cada respiro; y esa belleza no requiere de medidas corporales particulares ni de colores de piel o texturas de cabello específicos.

 

Desde luego, desmontar y reconstruir un camino andado (y altamente lucrativo) en el tema de la moda y la belleza, resultará una tarea titánica, aunque tampoco se me antoja imposible. Basta iniciar con un sencillo acto de rebeldía y amor puro: la aceptación. Así, sin más: aceptar nuestro cuerpo, con todas sus firmezas y huellas de tiempo, embarazos u operaciones; aceptar nuestro rostro, nuestro cabello, nuestros ojos, el largo del cuello y el ancho de las caderas... Vamos: aceptar nuestro código genético, y todo lo que podemos hacer con ello. Y aceptar que el binomio juventud-belleza puede ser sustituido por uno más amoroso: aceptación-belleza…

Pero ese acto de rebeldía requiere también que, por un lado, dejemos de juzgarnos, y que ese duro juicio lo apuntemos hacia aquellos que con sus palabras, acciones y claras omisiones, pretenden simplificar la belleza a niveles y estándares absurdos. Volteemos la mirada a los cantantes y escritores que hacen apología del feminicidio, de la violencia hacia mujeres y niñas, de la explotación sexual; volteemos la mirada (y el juicio y la crítica) hacia las frases de esas canciones, libros, columnas y editoriales, desmenucemos no sólo el contenido sino también sus intenciones. Seamos críticas y muy duras con aquel que pretende que mi cuerpo y el tuyo entre en una -constantemente a la baja- talla cinco; con aquel que enaltece un cutis terso y unos glúteos y senos firmes en mujeres de 40, 50 o más; seamos igualmente críticas con aquel que compara cuerpos, formas y tamaños como si de objetos se tratara.


Vamos mujer, que no es tan difícil ponerle un alto a la cosificación de la que diariamente eres, soy y somos víctimas, en realidad es más simple de lo que parece: con que no secundes las críticas que a propósito de su cuerpo y sus manifestaciones se hacen de otras mujeres, créeme, con eso habremos recorrido más de la mitad del camino.

Leticia del Rocío Hernández

E- mail: abogadayescritora@gmail.com

Twitter: @LeticiadelRocio

Facebook: Leticia del Rocío Hernández

Mi Compadre es Pirata...


Definir la piratería vas más allá de conceptos, quizá tenga que ver más con justificaciones (…) más de una vez el tema de la piratería sale en conversaciones, las opiniones son tan diversas como la cantidad de productos que tenemos al alcance (...) estamos siendo bombardeados por millones de marcas que quieren posicionarse o simplemente mantenerse, nos rodeamos de estereotipos que muchas de las veces ni siquiera tienen que ver con nosotros mismos... Seguimos la moda, nos acomode o no...


Que sucede cuando la vecina vende Price y su comadre vende Andrea, la verdad es que no pasa nada, algunos dirían que la inspiro... ya que una no le quita nada a la otra y generan competencia limpia, sana y enriquecedora...


Y por el otro lado encontramos “empresas” que se dedican a colgarse de la popularidad de las marcas, fama que claro fue creada, trabajada, por personas como tú y yo que hacemos a diario nuestras labores.


Como buena mercadologa me inquieta que el trabajo creativo, el estudio... todo aquello que no vemos en los comerciales sea poco valorado... sin duda, a nadie le gusta que menosprecien sus actividades.

Esto va a sonar fabula pero no, es anécdota y es mía.


Planeaba comprar unos tenis, me imaginaba el color, el modelo, es más ya tenía el presupuesto listo, cuando salí en busca de ellos descubrí que varias marcas tenían algo de lo que estaba en mi cabeza, me enamore de unos Lacoste la realidad fue que ese fin de semana no los compre, ni el que siguió, ni el que siguió del que siguió, mi economía no podía con ese capricho y tenía dos opciones, esperar a ahorrar o comprarme unos para los cuales me alcanzara, platicando esto con mi compadre me dijo que estaba olvidando la tercera opción, salir en busca de ellos a esos lugares donde venden piratería, eso no me haría sentir como delincuente yo iba a pagar por ellos es más estaba aportando a la economía nacional, era parte del sector empresarial ya que mi compra mantendría un empleo, daría alguna comisión, no lo sé.


Vi muchos beneficios, simplemente sonaba atractivo, ese día que llegue a casa hice una rápida guía de los lugares prohibidos, esos a los que nos da miedo ir si no vamos acompañados, a la mañana siguiente salí en busca de mis tenis pirata, fue revelador, paso por mi mente todo el dinero que había gastado, todas las veces que mi quincena no alcanzo por comprarme un producto original, en verdad enfurecí, me sentí robada por esas marcas que solo me engañaron y me arrastraron al consumismo, definitivamente eso tenía que cambiar, de ahora en adelante iría a las tiendas buscaría productos y los encargaría por Facebook, si como lo leen ¡por Facebook!  hasta me llegarían a la comodidad de la casa, la piratería ya es toda una industria y casi tenían una nueva clienta, en mi recorrido por las calles embobada con las promociones descubrí las banquetas literal con la nueva temporada otoño-invierno no lo podía creer ellos tenían los avances, definitivamente era mi oportunidad, después de regatear 2 veces y ganar un volado el sr vende tenis piratas me hizo un descuento $50 que seguro me servirían para comprar algo más, era el momento decisivo tenía que pagar y llevar a casa los tenis nuevos ya solo necesitaba esperar el momento para estrenarlos.


Lo admito, los compre, me los lleve a casa, fue cuando llegue y entre en pánico, ¿se darían cuenta que no son originales? ¿El logo era idéntico? ¿Se verían chafas? Y si se me rompían o les entraba el agua por la suela, respire, los revise y no, todo estaba en perfecto orden, nadie tenía porque descubrir que mis tenis eran piratas, fue en ese momento que me cuestione ¿por qué tenía que comprar un producto pirata? ¿Por qué necesitaba que mis tenis fueran de esa marca? ¿Por qué mis pies tendrían la necesidad de calzar un logo para el cual no me alcanzaba?


Recordé que en mí recorrido por aquellas calles vi algunos modelos similares que no tenían ninguna marca, o la que tenían era tan irrelevante siquiera para recordarla, caí en cuenta que no compre unos tenis que llenaran mis requisitos, ¡compre unos tenis que llenaron mi ego!


Porque tenían que saber todos que podía adquirir una marca en específico, porque no comprar de acuerdo a mi economía, realmente nunca me puse los tenis, recordé a mi vecina que vendía Price le pedí sus catálogos y encontré unos Vans el mismo estilo, diseño y color que buscaba, claro $1500 más baratos a mi marca de la lagartija.


Entendí que no puedo vivir vistiendo para representar algo, no puedo vivir fingiendo que tengo una marca, la marca al final tiene la importancia que yo misma le doy.


La conclusión a esto es que me declaro anti piratería porque no necesito comprar para aparentar, mejor compro para ser yo, ahorro para tener algo que me gusta y adquiero según mis posibilidades, hoy prefiero que digan que lindos tenis a que digan sus tenis piratas, ser pirata es estar en contra del consumismo que al final estamos fomentando, no compramos marcas porque no nos alcanza pero si compramos piratería para vernos cool. Qué ironía tan grande, dejamos de ser nosotros para impresionar a gente que quizá ni nos conoce.


Las marcas son culpables de toda esta conspiración en su contra por el abuso excesivo de la moda, pero solo nosotros somos culpables de seguirles la corriente, al comprar piratería engrandecemos a las grandes marcas ya que pirata o no traemos su logo en la ropa.


Tanya Álvarez Cuadros

 








La violencia que se oculta detrás de los goles



Siempre he tenido la firme convicción de que quienes decidimos estudiar la carrera de Derecho, lo hacemos porque creemos en un sentido de Justicia que alcance y sea suficiente para todas las personas. Desde luego, hay excepciones, quizá muchas, y en el gremio se encuentran otras personas que decidieron estudiar esa carrera por diversos intereses. Pero no estoy aquí para hablar de esas excepciones, sino para hablar de la Justicia, ese halo de seguridad que debiera cobijar nuestra vida cotidiana… Pero en nuestro día a día, temas tan esenciales como la pensión alimentaria, derecho fundamental de toda niña y niño, debe proporcionarse de acuerdo a las posibilidades de quien debe darlos y de las necesidades de quien debe recibirlos. Así de simple. Si yo gano cinco mil, treinta mil o cien mil pesos mensuales, entonces acostumbraré a mi hijo o hija a un estilo de vida que se ajuste a ese ingreso mensual, porque no será la misma búsqueda de un médico cuando tengo un seguro de gastos médicos mayores y un ingreso que me facilite pagarlo, a cuando deba ajustar los gastos para poder pagar los servicios de un galeno. Es, además de una lógica elemental, un principio de proporcionalidad que no tenemos qué hacer mucho esfuerzo para ponerlo sobre el papel, pues de eso ya se ha encargado el Código Civil, y de eso se encargan las y los jueces al momento de fijar el monto de la pensión alimenticia. Porque es lo justo. Porque si un hombre ha procreado a un ser, tiene obligaciones ineludibles, que no están sujetas a interpretaciones subjetivas de ningún tipo, y que tampoco debieran estar sujetas al sentimiento que le genere la madre de ese ser.

Pero sucede que vivimos en una sociedad donde el justo reclamo de una pensión alimenticia no sólo hace un largo recorrido por juzgados y tribunales, sino que en ocasiones también lo hace por medios de comunicación, ese terreno donde todo se vale, y, dependiendo del afecto que el deudor alimentista genere,  las opiniones se alzan para defender a quien elude su obligación, y no para favorecer a quienes debieran ser asistidos y apoyados por nuestra sociedad: las personas menores de edad.

Hace un par de semanas, una noticia sacudió los medios de comunicación, principalmente la sección de deportes: el futbolista del equipo de Puebla, Christian “el Hobbit” Bermúdez, acusado de un adeudo de 3.6 millones de pesos por concepto de pensión alimenticia (que había dejado de otorgar a sus dos hijos durante los últimos dos años), fue detenido y procesado penalmente en el Reclusorio Norte. Y como se trata de un delito grave, no podía salir libre bajo fianza, a no ser que llegara a un acuerdo con su ex pareja.

Las preguntas que acompañaban la nota dejan en evidencia qué es lo que realmente le importa a la afición, comentaristas y reporteros: ¿por qué tanto dinero? ¿qué va a pasar con la carrera de “el Hobbit”? ¿recibirá apoyo de su equipo?. Pero los comentarios que se pueden leer en redes sociales, son aún más dolorosas para quien esto escribe: ¿para qué quiere el dinero la mujer? ¿pues qué es lo que comen “los chamacos”, caviar? Ganando veinte mil pesos al mes, ¿cómo le va a hacer para pagar, si además está en prisión? Ven fama y dinero, y de ahí se agarran… Esas son ganas de matar a la gallina de los huevos de oro, se quedará sin nada la señora…


Y, para cerrar con broche de oro, ahí está la evidencia en Twitter de lo mucho que los compañeros de equipo se preocupan, desde luego, por “el Hobbit”: Pato Araujo, además de subir una foto que con él se tomaron el día que fueron a visitarlo al Reclusorio, tuiteó “Te dedico cada juego en el que te ausentes”, como muestra de su incondicional apoyo.


Lejos, muy lejos de las cámaras, hace también un par de semanas conocí a una mujer que tiene dos hijas y un hijo, de 15, 10 y 3 años respectivamente; el niño, un pequeño con discapacidad mental y motora, demanda de ella el 100% de su tiempo y atención. La mayor de las hijas, con secundaria terminada, hace meses que busca trabajo, de lo que sea, para poder contribuir a la precaria economía familiar, pues el padre, desde hace casi dos años también, dejó de darle para el gasto, porque está harto de que la familia de ella se meta en sus asuntos (de esos asuntos relacionados con el alcohol). Y sin más, se fue de la casa con un ultimátum: “cuando tu madre ya no entre en esta casa, regreso, a ver cómo le haces mientras tanto.”


¿Qué diferencia hay entre un padre, el mediático, y el otro, que nadie, excepto la familia afectada sabe de su existencia? La única diferencia sea, quizá, el ingreso económico; pero ambos guardan las mismas similitudes: ejercen violencia económica, desconocen (o pretenden hacerlo) la responsabilidad que tienen con las personas que han procreado, y creen, ambos, que pueden evadir la justicia.


Poco sé yo de deportes, mucho menos de futbol soccer, pero una amiga que sí conoce de ello, me ha dicho que si bien puede ser que “el Hobbit” no gane millones por cada partido, tampoco es posible que gane sólo veinte mil pesos mensuales, como ha declarado, dada su antigüedad en el medio y experiencia en otro equipo. Pero esto, desafortunadamente, es de lo más común: para que se fije la pensión alimenticia, se atiende a lo declarado por el deudor alimenticio, y casi por regla, declaran ganar menos de lo que en realidad perciben. Y hay todo un sistema que permite que eso sea posible, se llama sistema patriarcal.


Ese sistema es el que saltó a la defensa de Bermúdez en cuando salió la noticia, el que critica el proceder de la madre de dos hijos que, estoy segura, ha hecho milagros estos dos años para mantenerlos; el mismo sistema que se preocupa por la carrera profesional del futbolista, pero no cuestiona que haya eludido una responsabilidad, y es el mismo sistema que le dedica partidos, poniendo en alto su nombre como si de un héroe nacional se tratara. Ese sistema inunda ahora los titulares de las noticias, donde alegremente se informa que Bermúdez ha logrado un arreglo y saldrá de prisión, mientras que la nota importante ni siquiera alcanza el pie de página: por fin se hará justicia para los dos niños que han visto suspendidos sus derechos sin razón alguna.


Son miles los juicios por pensión alimenticia que se siguen en los juzgados y tribunales de nuestro país, y eso, deja en claro una cosa: el hombre acepta o elude obligaciones sin mayor razón que la que le dicta un pensamiento machista, donde los argumentos del interés superior de la niñez se pasan por alto de la forma más descarada.

A mí no me da gusto que Christian Bermúdez salga de prisión, lo que me da gusto, es que cumpla con la obligación ineludible de otorgar una pensión alimenticia.

 

 

*Agradezco la orientación de Issia Caballero López para la elaboración de este artículo


Leticia de Rocío Hernández




 

Cómo tomar fotos como un profesional con tu celular sin morir en el intento

 

 

Soy fanática de las fotos, en mis redes sociales se pueden percatar que tomo fotos de casi todo lo que encuentro en el camino, pero realmente mis fotos no son muy buena, para empezar todas las tomo con mi smarthphone que debo reconocer que tiene una muy buena cámara, pero no es lo único necesario para tomar una buena foto.


Actualmente todos estamos acostumbrados a tomar fotos con el celular, en realidad ya casi nadie cargamos una cámara en nuestra bolsa, pero todo el tiempo tomamos fotografías, que muchas veces al comparar las nuestras con las de otras personas siempre nos preguntamos las razones por las que las de ellos se ven muy bien a diferencia de las nuestras, quizá ellos han tomado cursos de fotografía y por supuesto conocen trucos,  técnicas que nosotros los simples mortales desconocemos, lo que se puede volver un poco frustrante para todos los que amamos tomar fotos y que quisiéramos que salieran excelentes, por esas razones hace unos días me di a la tarea de buscar a un fotógrafo profesional para que me explicara los motivos por los que a mí no me salen las fotos como las quiero, así fue como llegué con José Herrera Ortiz, que me comentaba que no necesariamente se debe asistir un curso de fotografía para capturar fotos increíbles,  es más importante conocer algunos trucos infalibles para  tomar imágenes espectaculares que destacarán de las anteriores que hayas capturado con tu cámara o bien con tu teléfono celular.


Por lo que me gustaría pasarles los Tips que me dio para capturar fotos perfectas con el celular:


1.- Conozcan la cámara de tu teléfono

Tómense unos minutos para ver que pueden hacer con ella y que no, en donde activar y desactivar el Flash, como enfocar etc., de esta forma les será fácil usarla con rapidez y no perderse esos momentos inolvidables que suceden en segundos, es muy recomendable buscar videos en YouTube con tips en específicos para el modelo de tu teléfono, les tomará unos minutos y seguro aprenderán mucho.


2.- La práctica hace al maestro

Practiquen, Practiquen y practiquen, propónganse tomar una buena foto al día, escojan un tema: arboles, coches, flores, sus hijos, selfies, o bien algo que tengan a la mano, todo es válido, háganlo  hábito y verán como poco a poco mejoran sus fotos.


3.- Preparen, apunten, ¡fuego!

Preparen: Seleccionen su sujeto, saquen tu teléfono, chequen que este bien configurado

Apunten: Seleccionen el sujeto principal en la foto y encuádrenlo de forma que no haya objetos alrededor que compitan con l, después enfoquen, muchas veces es tocando a este directamente en la pantalla

Fuego: Deténganse, pónganse firmes, traten de que el teléfono se mueva lo menos posible y su cuerpo se encuentre lo más firme posible, detengan su respiración y ¡disparen!

Este paso es sumamente importante porque la diferencia entre una foto nítida y una que no lo es muchas veces es debido al movimiento de la cámara durante el disparo, es por eso que los profesionales usan un tripie.


4.- ¡Observen!

Todos tenemos la capacidad de ver , pero observar es un hábito que se adquiere con el tiempo,  asómbrense de lo que sucede a su alrededor,  observen como ese bello lugar por el que pasan todos los días cambia a distintas horas del día, disfruten un atardecer, observen a la gente, sus gestos,  estudien y analicen cómo se comporta la luz, vean como hay combinaciones de colores que funcionan y otras no, vayan  por el mundo observando y poco a poco apreciarán más cosas y disfrutaran más del mundo a su alrededor a diferencia de las personas que solo se limitan a ver, descubrirán que todo es más bonito.


5.-Editen sus fotos

Todas las cámaras de teléfonos celulares, amateur o profesionales toman las fotografías a como ellas están configuradas a hacerlo, y por lo general es de la forma más aburrida posible, la forma de hacer las fotografías únicas,  a su gusto plasmando su sello personal es editándolas, recórtalas, subiendo la intensidad, bajando la saturación háganlas  en blanco y negro, satúrenlas de color, hagan con ellas lo que quieran porque al final son sus  fotografías y deben tener siempre su estilo.


Para editar sus fotografías en su smarthphone o Iphone la aplicación ideal es snapseed por lo que les será de mucha utilidad para hacerlo a la perfección.


Honestamente me ha quedado claro que para tomar fotos de buena calidad no necesariamente debes ser un profesional, aunque si debemos seguir los consejos que los profesionales nos comparten, en realidad no es tan complicado por lo que les invito a que hagan la prueba y las compartan en redes sociales etiquetando a José en Instagram @j0seherrera, o bien pueden visitar su página web www.joseherrera.mx para conocer más sobre su trabajo, que les garantizo vale la pena echarle una visitada a la página.


Sabemos que la fotografía es un pasatiempo que tenemos la mayoría de las persona y aunque para muchos de nosotros es difícil dominarlo, nada es imposible, por lo que, echando mano de nuestra creatividad y trucos mencionados podemos crear fotos interesantes y diferentes a las que tomábamos con anterioridad.


Por supuesto que si queremos ir más allá, podemos tomar algún curso de fotografía básico y si nos gusta, podríamos continuar con la preparación que nos lleve a ser fotógrafos profesionales, hay varias escuelas buenas en la Ciudad de México y en Cuernavaca que bien se pueden visitar para conocer los programas de los cursos con los que cuentan.


Todos llevamos un fotógrafo dentro así que sigamos disfrutando capturar imágenes que quedarán guardadas (en la computadora o álbumes) como parte de la historia que cada uno de nosotros vamos construyendo a lo largo de nuestra vida.

 

Diana Calderón Sánchez/ twitter: @diicalderons / Fan Page Facebook: Diana Calderón Sánchez/ e-mail: drcalderons@gmail.com / Instagram: @diicalderons




La nostalgia porteña



El mundo fue creado para ser recorrido, admirado, para ser vivido; viajar es una afición reciente, cuando cumplí treinta años, me di cuenta que la vida es tan efímera que habría que pasarla alrededor del globo.



Hoy, quiero referirme a un lugar potente, energéticamente poderoso, con aroma a mate y con la pasión del tango en cada respiro, efectivamente me refiero a Buenos Aires.



Ciudad ubicada en el país sureño de Argentina, Buenos Aires cuyo nombre oficial es la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, representa un lugar tan apasionado como los acordes del bandoneón, que cada vez que la visito, me sorprende con algo nuevo, cada vez mejor, cada vez más emotiva.



Citar uno por uno los lugares más emblemáticos que forman parte de esta ciudad podría llevarme páginas eternas por lo que me gustaría darles un panorama general, más bien personal, íntimo, que los motive a visitarla, sin arruinarles la magia de pisar esa tierra a la luz de un cielo azul que no he visto en ningún otro lado.



Buenos Aires, está perfectamente trazada, en ella, conviven edificios con arquitectura variada, los primeros días basta sentarse en la Plaza de Mayo para admirar desde la Casa Rosada, sede del Poder Ejecutivo edificio en el que convergen los estilos francés y español; convertida en el centro de manifestaciones, la Plaza de Mayo es imperdible, sentarse en ella a contemplar los edificios o sentir en carne viva los reclamos de diversos grupos sociales es algo sin precedentes.



Si gustas caminar un poco más por la Avenida de Mayo llegarás al Café Tortoni, una puerta al tiempo, a la historia, al deseo de haber visto en cada mesa a Borges, basta un café acompañado de un sándwich en pan de miga para continuar a pie la hermosa avenida. 



Sábado a partir del mediodía hay que visitar el Barrio de Palermo, nutrido de artistas locales, del más puro espíritu innovador, del diseño que es netamente argentino, de creativos artesanos que llenan sus calles con productos en algunos casos, hechos a mano, desde accesorios hasta increíbles artículos de papelería, te ofrece una sesión de compras inigualable. Si cae la noche estando ahí, bastará que te quedes en Plaza Serrano a experimentar parte de la vida nocturna de la ciudad en alguno de sus bares o restaurantes disfrutando el buen ambiente.



El renovado Barrio Chino se ubica en Belgrano, hay que caminarlo, comer en cualquiera de los restaurantes asiáticos que ahí se ubican,  y posteriormente hacer compras de lo más gourmet en los supermercados distribuidos en la zona, que guardan amplias sorpresas para aquellos que amamos cocinar, y más aún…comer.



Cumplir treinta años para mí, fue el inicio de una nueva etapa en mi vida, de nuevas formas de apreciar el mundo y lo que contiene, lo descubrí cuando pisé el Barrio de la Boca, que está  incluido dentro de cualquier guía de viaje.



Caminito es su callejón más publicitado y es por mucho, uno de mis lugares favoritos en Buenos Aires, aunque es un poco más pequeño de lo que se aprecia en fotos, el colorido de las casas y locales que ahí se ubican te deleita la pupila acompañando el momento con mucho tango, así como con el ofrecimiento de pasar a cada restaurante de los que se encuentran a lo largo de la pintoresca callejuela que además cuenta con artistas que ya sea en óleo, acuarela, o en escultura en distintos materiales buscan plasmar la esencia del lugar para que te lo lleves a casa y más aún en el corazón. No dudes en aceptar cuando te inviten a bailar tango, son tan buenos los chicos en su ejecución que, aún con dos pies izquierdos acabarás sintiendo cada nota del bandoneón en tu cuerpo como si llevaras veinte años haciéndolo.



Placer es recorrer la Avenida 9 de Julio para tomarse la foto en el Obelisco disfrutando sus aceras para pasear, visitar librerías, tiendas e ir degustando postrecitos en las cafeterías que son divinas además.



San Telmo es un barrio ubicado al sur de la ciudad emotivo a más no poder, cualquier día es bueno para visitarlo, pero quien ya lo haya visitado te dirá al igual que yo en estas letras, que el día domingo es cuando en sus estrechas y aún adoquinadas calles cobran vida una serie de antigüedades, tesoros de la historia porteña, de familias argentinas, de viajes, de largos caminos de historia.



En el barrio, hay un lugar que me fascina, Café Rivas, ubicado en la calle de Estados Unidos en el número 302, es un sí o sí a visitar en San Telmo; estarán de acuerdo conmigo lectores, que a partir de los 30 años no solemos visitar lugares donde la atención no sea buena, o buscamos satisfacer nuestros cinco o seis sentidos, por lo que merece especial atención este sitio que aparte de increíble música y ambientación ofrece una carta llena de calidad.



Las líneas para describir Buenos Aires no son suficientes, los sitios aquí descritos o referidos son sólo una muestra, y por supuesto del orden personal, que tienen como único fin despertar la inquietud queridos lectores de conocer esta joya del cono sur, sólo hay algo que tienen que saber, que es mi deber comunicarles, una vez que aborden el avión para volver querrán que todo sea un mal sueño y tardarán unos días en curarse de la bella pero insoportable nostalgia porteña.  



Evangelina Ramírez Vera / e-mail: evarvera@gmail.com






Cocinar es hacer trocitos de amor comestibles


Dicen que “Cocinar es hacer trocitos de amor comestibles” y considero que tiene toda la razón, el vínculo que existe entre la comida y el amor es mucho más profundo de lo que pensamos. Es un hecho que comer con tu pareja es un acto  valioso, pues es uno de los momentos más románticos, especialmente si ambos se involucran en la preparación de los alimentos. 


Todos hemos escuchado ese conocido refrán que dice “El amor entra por la cocina”, y no lo sabemos hasta que comenzamos a vivir en pareja, y cada vez que ves la cara de tu novio o esposo al probar uno de tus platillos, bien sea que le encante o pretenda que le gusta solo por ti, pero recordemos que la cocina no es solo arte culinario sino una verdadera expresión de amor y una maravillosa forma de seducción.


Preparar una deliciosa comida no tiene que ver necesariamente con los ingredientes que tengan tu platillo, o una formación gastronómica, basta con decir que el ingrediente principal siempre será el amor.


Estoy totalmente seguro que cuando estás cocinando, brota la creatividad e inspiración para hacer un sinfín de platillos, sin olvidar las múltiples recetas de mamá que te recuerdan una y otra vez los pasos exactos para tener una comida perfecta. Sin embargo tú buscas siempre tu propio estilo para sorprender a tu pareja o ¿Lo vas a negar?.


Thomas Kell, un reconocido chef estadounidense decía que una receta no tiene alma, es el cocinero quien debe darle alma a la receta y cuando hablamos de alma, nos referimos a esa pasión para enamorar el paladar de nuestra pareja. Te pregunto: en el momento en el que estas cocinando para él ¿Qué es lo que piensas? Me dirás que muchas cosas, pero una de ellas es, el gran amor que se tienen mutuamente y para demostrarle ese sentimiento verdadero, le vas a preparar lo que le encanta. Primero, te diriges a la despensa, tomas los ingredientes necesarios entonces, empiezas a mezclar los ingredientes, sin embargo lo pruebas varias veces y piensas que algo le falta, sal o pimienta, quizás ya no sea necesario.


En ocasiones lo que necesitamos es una buena música para bailar y al tiempo cocinar, por supuesto recordando cuanto amas a tu pareja, para que cuando llegue seguramente lo dejarás sorprendido. Ya lo enfatizó Confucio cuando dijo que “comer, beber y hacer el amor son los tres más grandes instintos del ser humano”, y es que en la cocina se generan y construyen sentimientos incalculables de amor.

 

Ese placer de comer y beber ha estado siempre ligado al amor que nace y se conserva a través del tiempo, que se alimenta con días de pasión, donde siempre está presente ese momento imborrable en el que comemos o bebemos algo que nos une a la persona que amamos. Porque Cocinar es hacer trocitos de amor comestibles.


Joksan Terrones / Facebook: Jesús Joksan Terrones Menchaca/ Twitter @joksanterrones/ Instagram @jesusjoksanterronesmenchaca

 


Hablemos de Taylor Swift.

 

Nunca he sido seguidora de Taylor Swift, y aunque un par de sus canciones las encuentro pegajosas, sinceramente tampoco puedo decir que sea conocedora de su música. No obstante, una de mis facetas es ser escritora, y en eso encuentro una gran coincidencia con ella: escribo sobre lo que vivo, sobre aquello que sentí y pensé cuando conocí a una persona o un lugar, sobre el dolor que me causó una ruptura o la alegría que me provoca recordar la sensación de un beso. Y justamente por esta coincidencia, ella es ampliamente criticada.


Taylor Swift ha sido trendig topic en más de una ocasión, y podemos atestiguar cómo numerosos sitios on line se vuelcan sobre su último cambio de look, el anuncio de una nueva canción, la imagen más popular en Instagram… o cuando elige terminar o iniciar una relación sentimental. Si bien es cierto que cuando ha sido nominada a distintos reconocimientos también es trendig topic, lo común es que se hable no de su música y sus logros, sino de todo aquello que elige… Claro, más de una persona se aprontará a señalar que se trata de una figura pública, y que una figura pública no puede reservar aspectos de su vida a una infranqueable zona de privacidad, pues tendría como lamentable consecuencia la pérdida de seguidores, pues quien no exhibe todos esos detalles deja de ser de interés… Pero, ¿es que no nos damos cuenta que al actuar así le estamos dando el tratamiento de un objeto a una persona?


En este año, Swift ha sido galardonada con un Grammy como reconocimiento al Álbum del Año; a sus 26 años, se ha convertido en la segunda mujer en la historia de la Academia de la Grabación estadounidense que recibe este premio. Pero de eso poco o nada se habla en redes sociales, talk shows y distintas plataformas; por el contrario, cada día que pasa se hace mención de que una u otra cantante o modelo le ha dado la espalda con un like a favor de Kim Kardashian o un unfollow en su contra (de Swift); se pone sobre la mesa la posible o evidente rivalidad (según el ojo de quien realice el “concienzudo” análisis), entre mujeres que no son tratadas como tales, sino como objetos de pelea de quienes se espera una reacción determinada. Y rara vez se menciona que el motivo de la rivalidad entre Swift y Kardashian es la inadecuada conducta del esposo de ésta.


Lo que vemos en los tabloides, no obstante, no es sino reflejo de lo que vivimos por acá, del otro lado del escenario, donde nuestras decisiones no están iluminadas por los reflectores, ni se habla de la marca de los tacones que usamos para ir de compras. En nuestro día a día, se insiste en reforzar la errónea idea de que las mujeres debemos competir entre nosotras, ya sea por la atención de un hombre o por lograr la figura estereotipada del momento; en ese mismo día a día, se destaca en las conversaciones de sobremesa lo bien que se ve fulana, “a pesar de su edad”, o lo bien que lució el vestido en la boda aquella, cuando por fin logró perder “esos kilos demás”… Tristemente, pocas veces se reconoce y nos reconocemos nuestros talentos; y pocas veces se reconoce y reconocemos lo fuerte que somos las mujeres, lo mucho que nos apoyamos entre nosotras, la amorosa actitud y forma en que nos relacionamos cuando solicitamos ayuda…

Taylor Swift es una artista: su mente da forma, a través de las letras y la música, a los sentimientos que la abandonan o le agarran por sorpresa. Como lo hizo Amado Nervo. Como lo hace Joaquín Sabina… ¿Por qué se le critica tanto que haga lo que hace cualquier artista? ¿Será porque con su conducta rompe con uno de tantos estereotipos de la mujer? ¿Será porque los medios informativos son machistas, y saben que tienen ganancias garantizadas cuando los titulares, además de sexistas, reducen la condición de una mujer a la de un objeto cualquiera?


Ya me gustaría ver a cualquier poeta y escritor, afamado o menos conocido, estar dando cuenta de a quién y por qué le ha escrito tal o cual verso… Como si fuera derecho exclusivo de los varones inmortalizar en el arte, cualquiera de sus manifestaciones, un sentimiento, un recuerdo… la pálida sombra de un amor que se aleja y la alegría multicolor de un nuevo beso.

Hablemos de Taylor Swift, y lo que tan bien hace: escribir canciones.

 


Leticia del Rocío Hernández

 Es Licenciada en Derecho por el Tecnológico de Monterrey, he participado en diferentes programas de formación y capacitación sobre Género y Trata de Personas en el Centro de Formación de la OIT.

Autora de los libros Dignidad para Llevar y Los errores también cuentan, ambos publicados bajo el sello de Editorial Diana.

 

Datos de contacto:

abogadayescritora@gmail.com

Twitter: @LeticiadelRocio

Facebook: Leticia del Rocío Hernández

 


Ser cabrona o mejor ser inteligente


Sé que cuando lean la frase con la que he titulado este artículo ustedes van a pensar inmediatamente en los miles de libros distintos que han sacado parecidos al “manual de la perfecta cabrona”, la verdad es que yo he leído algunos de ellos y realmente me ha flojera porque ser cabrona engloba todos los aspectos de la vida de las mujeres; primero debemos hacernos la pregunta personal ¿Qué significa para mi ser cabrona?  Para ser cabronas lo primero que debemos dejar claro es el significado que cada una de nosotras le da a la palabra.


Para ustedes no necesariamente significa lo mismo que para mí y en este artículo he de decirles lo que ha significado para mi entender el término “cabrona” y por qué razón considero que lo soy a mis casi 33 años.


Desde hace algunos años yo he alardeado con mis amigas y conocidas sobre lo “cabrona” que he sido pero siempre refiriéndome a mi comportamiento con los hombres a hacer lo que yo quería y a tratarlos como yo quería, restándoles importancia y en ocasiones hasta un poco de respeto  sin darme cuenta que ser cabrona no tiene absolutamente nada que ver con eso.


Entonces un buen día pensé en una frase que describiera lo que pienso de mi misma englobado en pocas palabras y dije en voz alta “Soy más cabrona que bonita, pero todavía soy más inteligente que cabrona”, efectivamente chicas para mi es más importante la inteligencia que el ser cabrona porque entre más inteligente seas  en tu actuar y con tu sentir mucho mayores posibilidades de llevar una vida mas sana con mucho más éxito en todos las dimensiones personales.


Yo pensaba que ser cabrona era sinónimo de ser mala, manipuladora y convenenciera con los hombres, pero ser cabrona engloba mucho más que eso, tiene que ver en cómo te conduces en la vida, en como trabajas y te desarrollas en el día a día en todos los aspectos de tu vida (físico, espiritual, económico, sentimental, social) y puedo asegurarte que en el momento en el que llegas a sentirte plena en todos esos aspectos te darás cuenta que realmente eres más inteligente que cabrona porque has sabido llegar a la plenitud en tu vida.


Las invito a que cada una de ustedes se siente un día tranquilamente a hacerse contestarse dos preguntas: ¿Cómo me siento actualmente conmigo misma? Y ¿Cómo puedo ser cabrona? Una vez que tengan las respuestas de estas dos preguntas te recomiendo que hagas una lista sobre todas las cosas que podrías cambiar, quitar o agregar a tu vida para ser realmente serlo con inteligencia, no importa lo que diga esa lista, porque será personal, porque cada una de nosotras  no tenemos  las mismas vivencias, objetivos, metas y creencias, pero si les puede decir que con esa lista podrán ustedes empezar a modificar conductas así como podrán reprogramar o retomar metas que eran importantes en su vida y que tenían olvidadas.


Yo debo decirles que si me siento bastante cabrona porque he aprendido a asociar la palabra con lo inteligente que me considero (no quiero ser pretenciosa) simplemente para mi ser inteligente es la palabra clave que me ha llevado a sentirme  plena en la vida, lo que no significa que no me equivoque o que no me den miedo algunas situaciones o  bien que no pueda ser desidiosa en algunas cosas (no soy perfecta, soy cabrona) simplemente he aprendido a tomar y a transmitir lo mejor de mí en cada circunstancia que vivo en el día a día.


Me gustaría compartir con ustedes  porqué yo me siento una mujer cabrona en este momento de mi vida:


·         Me he tropezado muchas veces en el camino y he aprendido a levantarme bajo cualquier circunstancia.

·         Mi vida no es color de rosa pero he buscado encontrarle todos los colores posibles aprendiendo de los momentos que voy viviendo.

·         Tengo 33 años y he aprendido a aceptarme completamente con mis defectos y virtudes, he aprendido a aceptar lo positivo, lo negativo y me amo    plenamente como soy y como luzco.

·         Trabajo constantemente en mi relación conmigo misma, procurado siempre recordarme el valor que tengo como mujer y como persona.

·         Me siento libre para tomar mis propias decisiones y asumo los resultados (positivos y negativos de las mismas).

·         Se perfectamente que busco en una relación de pareja, de amistad, laboral y social.

·         He aprendido a guiarme por mi intuición (nunca falla).

·         Soy mi fan número 1

·         No compito con otras personas, se que no soy como nadie y nadie es como yo, así que nunca podría haber una competencia.

·         He aprendido a luchar por lo que deseo en la vida, a decir verdad siempre debes trabajar por lo que deseas y debes esforzarte por conseguirlo.

·         He aprendido a pedir lo que quiero y merezco buscando siempre conseguirlo, por supuesto agradeciendo siempre por obtenerlo.

·         He aprendido a enfrentar mis miedos.

·         Ahora hago más lo que me gusta y lo que amo que lo que “debo hacer”, el éxito se basa en hacer lo que amas.


Por lo tanto, las invito a reflexionar un poco más sobre el tema y a que compartan sus experiencias conmigo, me digan lo que piensan quizá vía twitter, Facebook o vía e-mail, me gustaría mucho saber qué significa para cada una de ustedes “ser cabrona” y que han hecho para sentirse así.


En la vida puedes ser y sentirme como tu decidas, nadie puede hacerte sentir algo que no deseas sin tu consentimiento, por lo tanto, vuélvete una cabrona por ti, por tu bienestar por conseguir tus metas en la vida, lo demás, es el resultado de tu esfuerzo y experiencia.


Diana Calderón Sánchez

Twitter: @diicalderons

Fan page Facebook Diana Calderón Sánchez





Compra productos locales para contribuir a la economía de tu ciudad



Cuando era niña comprábamos las verduras, frutas, la carne, los mariscos y también los productos de uso diario del hogar en negocios locales que eran propiedad de comerciantes oriundos de Tuxpan (mi ciudad natal), recuerdo que los zapatos los comprábamos en zapaterías de tradición tuxpeña y también la ropa y juguetes, ahora 25 años después de esos recuerdos radico en otra ciudad y puedo ver como todos compramos todo en los grandes almacenes, quizá sea mucho más cómodo para muchos adquirir todo en un solo lugar que ir a varios establecimientos pequeños buscando nuestra lista completa de compras de la semana, nos da flojera o por falta de tiempo nos olvidamos de la importancia de seguir comprándole a la tiendita de la esquina o en el súper de la localidad, además claro de toda la publicidad y el estatus que implica comprar en esas grandes tiendas.


Admito que a mi también me encanta ir a los centros comerciales a comprar lo que me gusta pero realmente me he puesto a pensar en la importancia que tiene actualmente consumir productos (cualquiera que sea) hechos en México para contribuir al crecimiento de la economía local (de nuestra ciudad), estatal y nacional.


Así como podemos ir a centros comerciales donde nos venden productos principalmente importados, también hay muchos lugares como mercaditos, tianguis ambulantes o bien establecimiento que si bien no son tan grandes, en ellos podemos adquirir productos cosechados o elaborados en nuestro país de gran calidad que definitivamente en muchas ocasiones están mejor elaborados que los importados.


Ahora me encanta recorrer los bazares de diseño y productos mexicanos que cuentan con una amplia gama de opciones para adquirir, desde jabones, ropa, zapatos y bolsas (si bolsas de una calidad y acabados muy superior a las de muchas marcas internacionales), para mí ha sido una gran experiencia adquirir zapatos de Anukia o bolsas de Homohabilis y Patricia Villamizar entre muchas otras pequeñas casas diseñadoras con las que cuenta México actualmente para satisfacer el gusto de los y las mexicanas que compiten en calidad y precio con las mejores marcas que puedes conocer.


Si no tienes oportunidad de ir a los bazares o a los establecimientos donde se comercializan productos hechos 100% por manos mexicanas te recomiendo que te des una vuelta por la red y visites las páginas de diversas marcas nacionales en las que podrás observar la gran variedad de productos y diseños que puedes agregar a tu colección o bien, son los regalos ideales para toda ocasión.


Hay muchas razones por las cuales es mejor comprar productos locales y debemos tomarlas en cuenta a la hora de ir de “shopping”:


·         Al comprar productos mexicanos ayudas a que crezca la economía de nuestros paisanos

·         Cada vez que adquieres algún producto “made in México” contribuyes a que haya más fuentes de empleo.

·         Apoyas directamente la economía de familias locales o bien de los emprendedores.

·         Apoyas el desarrollo del talento local.

·         El precio de los productos es similar o inferior a los productos que podemos comprar en los grandes almacenes.


Diana Calderón

twitter: @diicalderons





Ser emprendedora, un reto de vida

 

Hace casi 3 años decidí emprender mi propio proyecto en la vida, estaba por cumplir 30 años y creía que sería tan sencillo como cuando tenía un empleo seguro con un excelente sueldo que solventaba todos mis gastos, gustos, viajes y fiestas, realmente aseguraba que todo continuaría igual, que agarraría el ritmo de trabajo y de ingresos pronto, que la inversión sería fácilmente recuperada pero en realidad no es así, es mucho más difícil iniciar un proyecto propio de lo que te dicen y realmente es necesario mucho esfuerzo y constancia para prosperar.

Diré la realidad, no ha sido nada fácil trabajar por mi cuenta y darle forma a mi proyecto, admito que me he equivocado muchas veces, otras tantas he sido asertiva en mis decisiones y muchas veces más me he desesperado y llorado deseando dejar todo a un lado para empezar de nuevo en un empleo que me dé la solvencia que tenía de los 24 a los 29 años.


Cuando éramos chicas soñábamos con aquello que deseábamos cuando fuéramos grandes, yo quise ser médico, psicóloga, comunicóloga, empresaria (porque mi papá es empresario) y al final terminé siendo abogada trabajando en el medio de la prevención de la salud y claro siendo emprendedora social al constituir mi organización de la sociedad civil para generar recursos para el desarrollo programas de prevención de la salud dirigidos a la comunidad (principalmente mujeres de escasos recursos).


Con el paso de los años cada una de nosotras encuentra una profesión o el camino que realmente sentimos que nos hace felices y ahora tu como yo, quizá seas una de esas muchas mujeres que desean iniciar un emprendimiento o que ya lo han iniciado.


Honestamente he de decirte que cumplir tus sueños y ser feliz puede ser mucho más complicado de lo que te imaginas (te lo digo por experiencia), porque para empezar si nuestro deseo va en contra del status quo (como en mi caso) habrá quienes te digan que no vas a poder, que es una locura, que no vas a prosperar y eso podrá desanimarte tanto que puede tirar tus sueños a la basura, quizá sean tus papás, tus amigos o amigas, tus hermanos, o parientes quienes te lo digan, porque algunos de ellos intentaron seguir sus sueños y fallaron y no querrán que te pase a ti, pero  sin importar lo que todo el mundo diga debes trabajar por lo que deseas y luchar por tu proyecto porque solo tu podrás saber si funcionará o no.


Yo te propongo que como inicio imagines que puedes hacer lo que quieras, sin límites financieros ni emocionales, sin oposiciones y sin consecuencias negativas de ningún tipo, y responde esta simple pregunta ¿Qué harías?


Explora tus deseos, sueños y metas, piensa que es lo que te haría feliz hacer y reflexiona sobre tus miedos y dudas, escribe todo en un cuaderno en el que empieces a plasmar tu deseo desde el principio. Recuerda siempre que las dudas son tóxicas por lo que debes eliminarlas aunque realmente no es fácil, yo misma debo admitir que hay noches y días en los que siento muchas dudas sobre lo que hago y me da miedo que la situación nunca cambie sin alcanzar a visualizar que todos los días algo cambia, llega una nueva oportunidad, una persona que puede apoyarme en algo o bien una nueva invitación que me hace avanzar un paso más;  pero haz conciencia de lo negativo que es dejar las dudas y miedos en tu proyecto, sácalos de tu radar cámbialos por pensamientos positivos que te ayuden a concretas las metas que vas proponiendo conforme avanzas en tu plan.

Cuando las dudas y los miedos se van, empiezas a darte cuenta que puedes concretar tus proyectos, porque si otras personas han podido tú también tienes la capacidad de hacerlo, si decides ir tras tu sueño te felicito porque estoy segura que no será fácil el camino pero podrás lograrlo, en ocasiones cuando yo tengo dudas recuerdo a otras extraordinarias mujeres como Mónica, Directora de Cozca Beijoux o las chicas emprendedoras de 1Night Stand o bien la misma Directora de Sentido de Mujer la Revista, Paty Behisa que han luchado por lo que desean y han prosperado con excelentes resultados. Seguramente no vas a cumplir todas las metas en un periodo corto de tiempo pero no desesperes, solo debes seguir, aunque en ocasiones avances más lento, no dejes de avanzar, lo importante es nunca detenerte.


Te dejo aquí unos tips importantes para que tu sueño emprendedor no muera en el intento:

·         Plasma tu sueño en papel.

·         Investiga sobre el proyecto que quieres desarrollar.

·         Júntate con personas que puedan aportar a tu sueño.

·         Aleja las dudas y miedos de tu radar.

·         Trabaja en aumentar tu autoestima, fuerza y seguridad.

·         Si tienes necesidad económica echa mano de un empleo temporal o bien de iniciar algún negocio de ingresos residuales que te de recursos que necesitas en lo que tu idea prospera.

·         Escucha a tu corazón y no a las personas que te digan que no puedes realizar tu sueño.

·         Toma cursos relacionados con el tema de tu proyecto.

·         Conéctate con tu visión del proyecto.

·         Recuerda que cada persona somos diferentes y que si algo no me funcionó a mi, no significa que no te funcionará a ti.


Mi proyecto, Por un México Sano A.C. ha pasado por muchas etapas difíciles pero con todas mis dudas y miedos siempre he tenido clara mi meta y hasta donde quiero que este proyecto llegue, que cambie la vida de mujeres y niñas en nuestro país consiguiendo suficientes recursos que garanticen la prevención y atención de la salud para todas aquellas que no tienen acceso a los servicios mínimos en México, yo tengo fe en que así será y aunque no lo crean, he tenido que echar mano de iniciar un negocio de ingresos residuales para solventar parte de los gastos que tengo como inversión a mi proyecto pero sé que va a llegar el día en que todo esté en orden y tengamos los recursos que Sofía y yo necesitamos para cumplir nuestra meta.

Cada vez que sientas que no puedes avanzar piensa “mi sueño es real, yo lo estoy haciendo realidad” y continúa persistente en el camino que te acerca a realizarlo.


Diana Calderón